REFLEXIONES

La semana pasada llevamos los niños del programa educativo-discipulado a servir en un ancianato.  Nuestro propósito en esta visita no fue el de nosotros servir a los abuelitos, sino más bien trabajar en equipo ayudando y apoyando a los niños para que ellos pudieran hacerlo.  Algunos de los pequeños estaban nerviosos y hasta con temor.  Pero por medio del trabajo en equipo nosotros los adultos pudimos acompañarlos en todo y los niños cobraron confianza.  Fueron de mucha bendición para los ancianitos.

Esto me hizo pensar en ustedes y en la dinámica que vemos en sus obras y en las iglesias.  ¡Gracias a Dios por el buen trabajo que están haciendo en equipo!  ¡Ánimo todos y cada uno!

Les comparto un breve texto sacado de la carta para nuestros amigos y hermanos.  Esperamos que les sea de bendición.  Dios los bendiga.  Ricardo y Eunice

  LAS LÁGRIMAS EN EL CAMINO DE MILETO, de las páginas 292-294:

Ustedes, que son los dirigentes, deben ser los primeros en tomar las riendas en los trabajos más humildes. Ustedes deben ser los primeros en reconocer, animar y estimar a los demás y a su trabajo. Cuando sirvan de esta manera, los demás seguirán este ejemplo y todos verán lo que es un equipo. Su testimonio será una luz para los perdidos y también para las iglesias institucionales. Pablo, el fundador de la iglesia de Filipos en Macedonia, no sólo mostró una actitud de humildad y equipo con éstos sus hermanos, sino que les instruyó también en lo mismo.

En su carta a los creyentes filipenses, Pablo se dirige a toda la comunidad cristiana con sus dirigentes y diáconos, todos juntos. Les instruye y exhorta a vivir todos en armonía, unidos por un mismo amor, por un mismo espíritu y por un mismo propósito.

En nuestros tiempos, muchas iglesias buscan unir a la gente por medio de convivencias, “encuentros”, comidas y un sinfín de actividades. Pero, Pablo   tenía otro principio en mente. El fundamento que propone Pablo descentraliza la iniciativa de liderazgo, dando a cada miembro una     importancia y la responsabilidad de edificar a los demás de acuerdo a sus dones.  Pablo estaba pensando en el propósito y función de la iglesia, y la necesidad de la participación de cada miembro del cuerpo. “Ninguno busque únicamente su propio bien, sino también el bien de los otros” (Filipenses 2:4).

Aquí escribe Pablo sobre cuatro cualidades (viviendo todos unidos en 1. armonía, 2. amor, 3. espíritu y 4. propósito – Filipenses 2:1-2). Está instruyendo a los hermanos a no buscar sólo su propio bien, sino también el bien de los demás.   Aquí encontramos el fundamento para la formación de todo equipo; el precepto que desarrolla una actitud de equipo, compañerismo, aprecio, estima, amor, respeto, visión, humildad genuina y bienestar social. Estos preceptos sirven para el bien de las relaciones personales, matrimoniales y familiares además de ser esenciales para todo equipo de dirigentes en cualquier iglesia. Pablo escribió: “No hagan nada por rivalidad o por orgullo, sino con humildad, y que cada uno considere a los demás como mejores que él mismo”.(Filipenses 2:3).

Ahora amigo, te pedimos parar un momento, tomar un cafecito y leer Filipenses 2:1-11, luego repasar lo escrito arriba y ¡ánimo, sigue adelante! Toda congregación que desea tener efectividad en su ministerio debe pensar en términos de “Equipo”.

Posted on: abril 26, 2019, by : ALFREDO HERNANDEZ

2 thoughts on “REFLEXIONES

  1. Amados consiervos, veo con claridad del espíritu, que vuestro Ministerio de Acción Internacional, motiva la dirección y el sentido, (dos bases de plataformas) uno la incorporación de los niños, permitirá una formación rápida de nuevos discípulos imitadores con el espíritu de Yeshua Hamashiaj (Jesucristo el Ungido), y la otra la correcta percepción, de que somos un cuerpo, y miembros los uno de los otros. No significa que no habrá, autoridad, pero que actuara para felicitar lo bien que se hacen las cosas en equipo. Amados hermanos nosotros incorporamos a nuestra congregación todo lo bueno, que ustedes nos enseñan.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *